retratos por encargo

Cuadros por encargo – Retratos personalizados pintados en acrílico y acuarela

Si queréis regalar un cuadro personalizado, podéis contar conmigo, pinto tanto en acuarela como acrílico a cualquier tamaño.
Podéis ver muestra de mis trabajos y estilo en mi web: www.natilles.com

Voy a explicar cómo proceder en estos casos, con el ejemplo del encargo que me hizo Olga Paniagua.

1- Olga me escribió un mail a natilles.com@gmail.com contándome qué quería.
Me contó que era una gran amante de las mariposas y que quería un retrato suyo con mariposas alrededor.
Me mandó varias fotos de ella y juntas escogimos que la que mejor quedaría sería ésta:

Olga bailando

Olga bailando

2- Ella también me mandó varias fotos de sus mariposas preferidas, y como que le gusta mucho la mariposa monarca, decidió que sería mejor llenar el cuadro de un solo modelo de mariposa en diferentes posiciones. La mariposa monarca es ésta:

 

Mariposa Monarca

Mariposa Monarca

3- Como ya tenía la foto que usaría de modelo para hacer el retrato y el tipo de mariposa escogido, hablé con ella de tamaños y precios.
Escogió el tamaño 42 x 30 cm, me pagó y empecé a dibujar.

4- Dibujé a lápiz el retrato con mariposas alrededor y se lo mandé por email antes de empezar a pintar, para que me diera su aprobación.
El primer dibujo que le mandé no le gustó porque tenía demasiadas mariposas, así que quité unas cuantas. Le mandé de nuevo una foto.
Este fue el dibujo que aprobó:

Dibujo a lápiz todavía sin colorear

Dibujo a lápiz todavía sin colorear

5- Olga me dijo que lo pintara como quisiera. A mi me gusta que me especifiquen los colores, pero en este caso, decidí yo que lo haría todo en colores cálidos
(amarillos, rojos y naranjas). Ésta soy yo pintando:

Pintando en acuarela el cuadro de Olga

Pintando en acuarela el cuadro de Olga

6-Después de varias capas de acuarela y de lápices acuarelables le mandé una foto para ver qué le parecía:
046_woman_with_butterflies_portrait_B

7- En este caso no me pidió ningún cambio. A veces me piden cambios, yo los hago con mucho gusto, las veces que haga falta y voy mandando foto para que el cliente pueda seguir y guiar a su gusto el proceso.
Como a Olga le gustó, pues tal cual se lo mandé a su casa por correo certificado y le llegó.

FIN

Podéis seguir mis procesos con otros clientes siguiendo:
– Mi cuenta Instagram ( usuario: Natilles_com )
– Mi cuenta de Twitter ( usuario: Natilles_com )
– Mi página de Facebook

Cuadro Olga enmarcado

Cuadro Olga enmarcado

 

Anuncios

Por qué pinto

El primer cuadro que hice si no recuerdo mal fue un retrato. Al óleo y de nuestro canario amarillo Agapitu. No se cuantos años tendría, quizás seis o siete. Iba a clases extraescolares de pintura con mi ♡ hermana ♡. Ella pintó a nuestro abuelo, que era relojero, en su mesa de trabajo. Ambos cuadros, fueron colgados y admirados en casa de mis abuelos. Estos cuadros ahora mismo, no sé a donde están. Siento pena.

Ahí no empecé a pintar cuadros como churros. Era muy pequeña. Seguí mi curso escolar. Las clases que más me gustaban eran las de dibujo. No solo disfrutaba pensar en el proyecto del profesor/a, sino que sentía dentro de mi el deseo de que mi dibujo fuera realmente bueno. Puede sonar raro pero yo sentía eso. Lo que no soporté jamás fué el dibujo técnico, ni las reglas, ni los compases, ni los Rotrings. Hubo un año en que por carnaval, nos tocó disfrazarnos de una profesión. Yo me disfracé de pintor.

Nati-pintora

Crecí haciendo dibujitos en las agendas de mis amigos/as, les dibujaba su nombre pintado con un montón de colores o les hacía alguna caricatura. Dibujé muchos Ronaldos (y no sé porqué, ya que a mi el fútbol me la suda). También dibujaba en mis libros de escuela y en los pupitres, y en las ventanas empañadas y en los cristales de los coches sucios. En las tarjetas de cumpleaños, en los deberes.

Llegó el momento de decidir qué camino tiraba mi vida estudiantil. Me mentía a mi misma diciéndome que quizás haría el científico, pero, en el colegio en el que iba, veía a la gente mayor que hacía el bachillerato artístico, y deseaba ser como ellos algún día. Andaban despreocupados y sonrientes, y en mi mente me creé la ilusión de que si me metía a hacer el artístico, ya no tendría que estudiar más. Tiré por el artístico bajo el consentimiento de mis padres.

Parecía fácil, pero no lo fue. Sí, tienes que estudiar poquito, pero por primera vez empiezas a tener proyectos entre manos. Ejercicios que te hacen pensar acabadas las clases, andando hacia la estación, en el tren, mientras te duchas, mientras tratas de dormir… y ese pensar, es una droga, y una vez estás metido dentro, ya no puedes salir. Es peliculero pero es así.

Recuerdo una maestra llamada Nerea, que propuso que dibujáramos “letras con vida”. Ojalá tuviera el proyecto conmigo. Hice una R que corría con bambas. Hice una S que era una cafetera sirviendo café en una taza, una T que eran dos manos tejiendo media (lana o ganchillo como se diga). Me lo disfruté tanto que aun admiro esa profesora por la ocurrencia de proyecto que tuvo.

Una vez terminado, empecé Bellas Artes en la Universidad, tuve unos problemas familiares y lo tuve que dejar. Me puse a trabajar medio año… Medio año en el que entristecí sin tener ningún proyecto entre manos, nada en que pensar por las noches para dibujar, corregir, pulir y entregar con satisfacción. Encontré una solución.

Me apunté en septiembre en La Pau Gargallo, una escuela de Arte de Badalona donde pasé unos años preciosos, concretamente 5 años.
Empecé haciendo un Grado Superior de Ilustración (2 años). Lo pasé muy bien con toda la gente de mi clase, sentía que todos éramos células de una misma molécula. Aún y así éramos todos tan distintos y tan iguales a la vez. Soñadores que vivíamos más en el mundo de las ideas y las risas que en el real. Aun sigo siendo así, y este tipo de personas son las que me atraen, las demás no. Aprendí muchisimo allí pero en ese momento no me daba cuenta. Recuerdo a las tres profesoras que llevaban el peso del curso: Paulina Muxart, Carme Garolera y Maria Núñez y siento un profundo amor. Fue una etapa muy feliz. No puedo resumir todas las cosas que pasaban en esa escuela, ya que cada día era una explosión de risas y divagaciones y alguna que otra ilegalidad. Las personas que allí conocí eran maravillosas, y aunque no mantengo el contacto con la mayoría de ellos/as, deseo fuertemente que los sueños que tenían se estén haciendo realidad.

Nati-pau-gargallo

Terminé ilustración y me apunté a hacer diseño gráfico en la misma escuela. No fue un mal consejo. Aprendí mucho y por error me lancé al mundo laboral del Diseño, ya que me parecía más fácil.

Estuve trabajando en una imprenta dos años. Dos años en que no sientes pasión por tu trabajo, pero si por un trabajador 🙂 mi actual pareja ♥
En ese periodo empecé a pintar retratos grandes en lienzos y con acrílicos, mayoritariamente rostros de gatos blancos (los podéis ver aquí, aquí y aquí). Hice exposiciones en Barcelona y de ahi me salieron mis primeros encargos como pintora. Los musos siempre fueron animales 🙂

Nati-Expo

Cuando me mudé, repartí los cuadros entre mis amistades a cambio de que me trajeran plantas para mi nueva terraza.

Luego trabajé en Eventus, una empresa de invitaciones de boda como diseñadora por más de cinco años. En ese periodo empecé a experimentar con la acuarela. Colecciono canicas, así que empecé pintando canicas. Luego pensé que quizás podía hacer reproducciones de alta calidad de esas pinturas para venderlas y así lo hice. Entre mis amistades gustaron y hice una tienda online: Ses Caniques.

Las ventas de Ses Caniques me animaron a pintar más cosas, y la serpiente se mordió la cola y volví a la temática retratos, pero esta vez en acuarela.
Lo primero que pinté fue a mis sobrinas Alba y Mar. Lo pinté rápido porque quería probar unas acuarelas que me había comprado nuevas, las Vallejo.
Es éste:

028nenasB

Me gustó el resultado (ahora no eh, ahora lo veo muy chungo, pero le tengo cariño).
Gracias a este retrato empecé a hacer más, y más retratos de familiares y amigos y puse un anuncio en Ses Caniques, ofreciendo hacer retratos por encargo. Funcionó.

Pinté para niños, hermanos que viven separados, señoras que superan un cáncer y cumplen años, madres primerizas, amigas, parejas que se prometen, abuelos que tienen a los nietos lejos, madres que pierden a sus hijos, amantes de flores, amantes del mar, amantes de gatos, amantes de sus sobrinos, amantes de los perros, gente que echa de menos a los que ya no están…

055_girl_daughter_painting_portrait_A

He conocido a mucha gente con la pintura y lo sigo haciendo. Gente que me cuenta pedacitos de sus vidas, hablamos y debatimos para dar con el sentimiento especial que quieren transmitir con el cuadro. Hago todo lo que está en mi mano para superar sus expectativas y es muy gratificante para mi su agradecimiento y felicidad. Eso llena mi vida y quería compartirlo con vosotros.

Un abrazo

049_couple_portrait_kiss_painting_B 068_DOGS_PAINTING_ARTISTIC_PORTRAIT_A